DATOS QUE DEBES SABER ANTES DE UNA BICHECTOMÍA

Las bolas (o bolsas) de Bichat son dos acumulaciones de grasa que se localizan en la parte de las mejillas, cada una a un lado de la cara. A pesar de ser de pequeño tamaño, éstas proporcionan un aspecto redondo y “lleno” a la cara, lo que hace que muchas mujeres y hombres deseen deshacerse de ellas para tener una cara más delgada. Y para ello se lleva a cabo la bichectomía.

Si estás pensando en someterte a este tipo de intervención te damos algunas claves que debes saber.

- Estas bolas o bolsas se encuentran especialmente desarrolladas en lactantes y en niños de corta edad, pero con la edad tiende a perder volumen. El problema viene cuando a algunas personas esa parte de la cara no les adelgaza cuando son adultos.

- Este cúmulo de grasa no tiene ninguna función en personas adultas por lo que su extracción no acarrea ninguna consecuencia.

- Es una cirugía igual de popular en hombres y en mujeres.

- Deberás estar 15 días antes de la operación sin fumar (o al menos fumando poco) y sin beber alcohol para evitar problemas de coagulación.

- La intervención consiste en realizar una pequeña incisión en la cara interna de las mejillas y extirpar esa acumulación de grasa.

- Es una intervención sencilla y corta, que no pasa de los 45 minutos y solo requiere anestesia local (con o sin sedación).

- Cuando el efecto de la anestesia se pasa es posible experimentar algo de dolor en la zona pero con un tratamiento de analgésicos comunes se pasa.

- Las heridas resultantes se cierran con puntos reabsorbibles que desaparecen tras una semana o semana y media.

- La inflamación desaparece por completo pasadas unas 3 semanas.

- No deja ninguna cicatriz, un punto muy a su favor.

- El post operatorio es prácticamente inexistente. Únicamente se han unas pautas alimentarias para unos días y se recomienda que se tenga una buena higiene bucal durante al menos unas semanas.

- Los resultados son definitivos, es decir, aunque la persona aumente de peso las bolas de Bichat nunca vuelven a crecer.

Ten en cuenta que la bichectomía es una de las intervenciones estéticas más sencillas y de pronta recuperación que hay, así que si no te gusta el aspecto de tu cara pregúntanos sin compromiso.