Datos sobre el ácido hialurónico

En los últimos tiempos está muy de moda eso del “ácido hialurónico” pero son muchos los pacientes que llegan a nuestra consulta sin saber específicamente qué es y para qué sirve.

Hoy os contamos 10 cosas que quizás no sabías sobre esta sustancia.

- El ácido hialurónico es un azúcar consecuencia de la unión de distintos azúcares entre sí. Nuestro cuerpo lo produce de forma natural.

- Es el responsable de que nuestra piel parezca más o menos hidratada, dependiendo de la cantidad que tengamos. Esto se debe a que el ácido hialurónico tiene la propiedad de retener agua en un porcentaje que equivale a 1000 veces su peso.

- El ácido hialurónico es, junto al colágeno, imprescindible para que las articulaciones sean elásticas y resistentes.

- Es mejor que el colágeno por tres razones principales: es un material biológico, es raro que produzca reacciones alérgicas o inmunológicas y tiene mayor duración.

- Es un gel transparente que permanece en los tejidos de unas semanas hasta 18 meses, nunca es permanente.

- En su estado natural se degrada en uno o dos días, por lo que los rellenos de ácido hialurónico se obtienen mediante la producción sintética de moléculas más estables.

- En medicina estética se suele utilizar sobre todo para hidratar la piel, rellenar arrugas y aumentar pómulos y labios.

- Se utiliza en otras especialidades médicas no estéticas, como en infiltraciones de rodillas, para el tratamiento de la incontinencia urinaria, para mitigar el dolor, para parálisis faciales o en clínicas de fertilidad.

- Uno de sus usos principales en medicina estética es el relleno de arrugas: las del contorno y comisura de labios, las de alrededor de la boca, los surcos nasegenianos y las patas de gallo.

- Es reabsorbible por la piel, por lo que sus resultados son solo temporales.

Por todo esto y mucho más, el ácido hialurónico es la mejor opción a la hora del relleno de arrugas o el aumento natural de labios. Pregunta a nuestro doctor para más información.