DATOS SOBRE EL AUMENTO DE PECHO

Como ya hemos hablado en algunos de nuestros post, el tratamiento estético más demandado en todo el mundo es sin duda alguna el aumento de pecho, sobre todo en países del mediterráneo y en EEUU.

Por eso queremos dedicarle un post y contaros algunos datos sobre este tipo de intervención estética:

También se le llama mastoplastia de aumento (existe la mastoplastia de reducción para reducir el tamaño de la mama).

No es necesario el cambio de prótesis si la intervención se realiza bien, solo en caso de rotura, fuga o desgaste, aunque el riesgo de rotura es mínimo.

Se requiere de anestesia general y la intervención suele durar unas dos horas.

Al día siguiente de la operación ya se cambia el vendaje por un sujetado especial.

Después de una operación de pecho en pocos días se puede reanudar la vida normal del paciente, eso sí, sin realizar esfuerzos físicos.

Durante el primer año la paciente tendrá que darse masajes en el pecho para evitar el encapsulamiento.

Hay que realizar un seguimiento cada cierto de la prótesis y pasados 10 años es recomendable hacer un estudio anual.

El aumento de pecho se realiza mediante la introducción en la zona mamaria una prótesis de gel de silicona o un implante salino.

Existe la posibilidad de aumentar el pecho mediante la infiltración de grasa corporal del mismo paciente, eso sí, debe tener una zona con bastante grasa corporal sobrante para poder realizarlo.

Existen dos tipos de implantes mamarios: redondos y anatómicos. La prótesis redonda es la clásica y da un efecto de mama redondeada y alta mientras que la prótesis anatómica es más novedosa y tiene mayor adaptabilidad, por lo que el resultado es mucho más natural.

La incisión se puede hacer en tres zonas. La técnica submamaria se realiza en la parte inferior del pecho y se hace cuando la mujer tiene pensado dar de mamar en un futuro o para mujeres muy delgadas. La técnica areolar se realiza alrededor del pezón y se hace a mujeres jóvenes y delgadas. Por último, la técnica axilar se realiza a través de un pliegue en la axila pero no se puede introducir prótesis anatómicas.

Sí, se puede dar de mamar con una prótesis de pecho implantada.

La talla 95 es la más demandada, tanto en operaciones de aumento como de reducción. Hace unos años la talla más demandada era la talla 100.

Nuestro Dr. Pietro Di Mauro solo utiliza prótesis de silicona de alta gama y de proveedores líderes a nivel mundial. Más información sobre este tipo de intervención en nuestra web.