EL MOMMY MAKEOVER

¿Nunca te has preguntado cómo las estrellas vuelven a su estado perfecto después de haber dado a luz? Aunque hay muchas de ellas que dicen a una dieta estricta y mucho ejercicio, lo cierto es que hay zonas del cuerpo que no quedan igual que antes tras un parto.

La solución a esto tiene un nombre y está cada vez más de moda: Mommy Makeover. Hoy os contamos en qué consiste.

El Mommy Makeover consiste en un conjunto de técnicas que incluye dieta, ejercicio y cirugía estética.

Las zonas del cuerpo que más sufren los embarazos y que quedan más estropeados son el pecho, que se descuelga, y la tripa, que suele presentar flacidez y exceso de grasa y piel. Además la celulitis también hace de las suyas.

Por todo ello las cirugías que más se repiten en este Mommy Makeover son la elevación y aumento de pecho, la abdominoplastia y la liposucción:

* Abdominoplastia. El objetivo es devolver al abdomen la firmeza que tenía antes del embarazo. Para ello es necesario eliminar pliegues, bolsas de grasa y tensar los músculos. Esta operación en ocasiones se aprovecha también para eliminar la cicatriz de la cesárea.

* Liposucción. Para extraer la grasa que normalmente queda después del embarazo es necesaria una liposucción. Eso sí, se recomienda que se combine con la abdominoplastia para que no queden excesos de piel.

* Mamoplastia. Mediante esta intervención se busca levantar el pecho caído tras el embarazo y la lactancia. El objetivo es que las mamas vuelvan a su posición natural.

* Mastoplastia de aumento. A veces se opta por aumentar el pecho directamente en lugar de realizar una mamoplastia. Esto se debe a que las mamas, al sufrir diversos cambios de peso suelen perder elasticidad y peso.

Y aunque las famosas lo han poco después de dar a luz, recuerda que la cirugía estética no está recomendada antes de los siguientes seis meses del parto.