PRINCIPALES CAUSAS PARA REALIZAR UNA OTOPLASTIA

Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre la otoplastia. Es la única cirugía estética que puede realizarse a partir de los 6 años, edad en la que las orejas dejan de crecer y adoptan la forma que tendrán toda la vida.

Son muchas las causas que pueden llevar a una persona a someterse a una otoplastia, estas son las más comunes.

- Lóbulos rasgados. Es más frecuente en mujeres a partir de los 40 años o en personas que han llevado dilataciones y ya no quieren llevarlas más.

- Orejas con formas irregulares. Hay veces en las que simplemente las orejas no se asemejan al estándar. Simplemente son personas que no se sienten bien con sus orejas y quieren cambiar la forma de éstas.

- Orejas de sátiro. Se debe a un problema hereditario llamado “orejas de Stahl” que provoca que las orejas sean más puntiagudas en la parte superior.

- Orejas demasiado grandes. Es una de las quejas más comunes entre las personas que quieren realizarse una otoplastia.

- Orejas desiguales. A veces la otoplastia solo se realiza sobre una de las orejas, ya que es muy diferente de la otra.

- Orejas despegadas. Es la razón más frecuente para realizar una otoplastia en niños menores de 14 años. Rectificar las llamadas “orejas de soplillo” es fácil, solo hay que esculpir o quitar el cartílago que hay tras las orejas.

- Orejas en copa. Suele llamarse así a las orejas que tienen el pliegue de la parte superior más grande y además contraído. La solución depende de la gravedad del caso.

- Orejas que cuelgan. Suele ser un problema congénito que causa que las orejas no terminen de formarse bien y por lo cual parecen caídas.

Lo importante es que cada uno se sienta bien con uno mismo y su propio cuerpo, por lo que si sientes que tus orejas no te gustan o no van contigo, llama al Doctor Pietro Di Mauro y él te aconsejará sobre cómo conseguir la forma de las orejas perfectas.